Comidas del mundo en A Coruña:
Mamá África


¿Tenéis hambre? Porque hoy toca una nueva entrega de Comidas del mundo en A Coruña, esa sección en la que probamos comida extranjera sin salir de la ciudad. Y hoy creo que será la oferta más rara y más desconocida de todas las que os he traído. Probamos el griego, el hindú… pero hoy os recomiendo comida africana, sí, sí, africana en A Coruña ¿Cuántos sabíais que existiese esta oferta en nuestra ciudad? Pues venga a seguir leyendo y os descubro dónde.


El restaurante se llama Mamá África y más bien está especializado en comida senegalesa, la comunidad africana más abundante en A Coruña. La mayoría de estos nuevos vecinos están instalados en el entorno del Agra del Orzán y la calle de Barcelona y precisamente es allí donde han creado un pequeño restaurante dedicado a su comida. Y os advierto de que es comida típica de verdad, nada de postureo, ni adaptaciones europeas. Prueba de ello es que está lleno de senegaleses que disfrutan de sus platos y de sus tradiciones, ya que me consta que más de una fiesta se ha celebrado en el local. 

Pero empecemos por el principio, el restaurante Mamá África está en la calle Pascual Veiga, 14 (entre Villa de Negreira y el Agra del Orzán), en un antiguo bar de toda la vida, estilo mesón. Eso no ha cambiado. La estructura se mantiene y sus nuevos propietarios se han limitado a dar unos toques africanos a través de los manteles y alguna que otra foto de divas negras en las paredes. Pero lo que importa es la comida, y si os gustan los sabores diferentes, os gustará Mamá África. 

La carta se divide entre entrantes y platos principales. Para empezar nosotros probamos los rollitos a la senegalesa, tres rollitos por 2 euros, y tuvieron el detalle de servirnos cuatro dado que  éramos cuatro comensales, algo que en muchos sitios con más fama se niegan a hacer. Se trata de unos rollos fritos rellenos, entre otros, de fideos de sopa, muy curioso y sabroso.


Pero además se nos ocurrió pedir una brocheta de carne para cada uno (solo 1,5 euros la unidad). Pero cual fue nuestra sorpresa cuando nos sirvieron los cuatro pinchos morunos en un auténtico plato combinado con patatas fritas y ensalada. Ahí ya nos olimos que nos habíamos pasado pidiendo. 

Y es que una de las mejores cosas de este restaurante son los precios. Cuando ves que cada plato principal cuesta 5 o 6 euros ¿Qué piensas? Pues que es enano. Así que además de los entrantes pedimos tres raciones. Para cuatro personas (y bien comedoras) no es tanto ¿verdad? Error. Cada uno de los platos principales, al menos los que pedimos, se dividía en dos partes, por un lado el guiso de carne y por otro la base: arroz, cuscús… No viene mezclado como en otro tipo de restaurantes. 


Así, os cuento que nosotros pedimos Mafé (arroz blanco con salsa de cacahuete y carne), Thiéré (cuscús senegalés) y Ndambé (guiso de habas con ternera y salsa de tomate). Este último plato sí venía mezclado y estaba buenísimo. Las habas son especialmente curiosas, chiquititas y con una mancha negra en el centro. Pero mi favorito fue el arroz con salsa de cacachuete, buenísimo. Si pedís el cuscús no os asustéis si la carne aparenta la misma que la del Mafé, pensamos lo mismo, pero el sabor es muy diferente. 

Ya os aviso de que tres raciones más los entrantes fue muy excesivo para cuatro personas. Así que si os animáis a visitar Mamá África que nos os pueda la gula y pedid con cabeza. De hecho, nosotros no llegamos a los postres así que no os puedo recomendar ninguno. En la carta hay Thiakry (yogur con cereales), Bégné (buñuelos) y tarta.

Lo que sí pedimos fue el café senegalés, algo que nos pareció un auténtico reto cuando la camarera nos dijo: ¿Estáis seguros? Al parecer era muy fuerte, de ahí nuestra sorpresa cuando al traerlo en realidad olía a una especie de té o menta poleo. Es así porque, según supimos más tarde el café Touba, que así se llama, se caracteriza por estar condimentado con especias, en especial con selim (pimienta de Guinea). Me gustó el sabor pero para un día especial, no para tomar todos los días en el desayuno, jeje. 

Como os decía, lo mejor, los precios. Acostumbrados a nuevos restaurantes de comida exótica en el que solo por la decoración te cobran un extra, en este caso sucede todo lo contrario. Mamá África es un restaurante de senegaleses, al que van senegaleses, accesible a todos los bolsillos. 


Como extras, si no queréis (o no os atrevéis) a visitar el restaurante en el Agra, tiene servicio de Just eat. No tenéis excusa para conocer un poquito de Senegal desde A Coruña. 

¿Cuántos de vosotros conocíais este restaurante? ¿Y cuántos de vosotros lo habíais visto pero no os habíais entrado? Pues no tenéis nada que temer, es un sitio muy recomendable y familiar, no dudéis en visitarlo si os gustan los sabores exóticos.

 Por otro lado, ¿os gustan este tipo de post en los que descubro sitios diferentes y menos conocidos? ¿O preferís críticas de los restaurantes de moda en A Coruña? Respondedme y así me ayudáis a saber por dónde tirar en mis próximos post. Gracias, marineros. Nos vemos pronto en Llegando a puerto.

Comentarios

  1. Me encanta! Todo nota para ir a descubrir nuevos lares gastronómicos. Sigue escribiendo sobre nuevos locales así, que al final los "de moda" los tenemos súper vistos (al menos en Instagram jajaja) Bicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estaré atenta a los barrios, a ver qué más tenemos por A Coruña y su comarca. Un besazo, Antía.

      Eliminar

Publicar un comentario

¿Quieres estar al día de las publicaciones? ¡Suscríbete!