Páginas

martes, 25 de octubre de 2016

5 locales para disfrutar de un día de sol en Santiago de Compostela


Aquí estoy de nuevo con uno de esos post que os gustan, esos en los que recomiendo bares y restaurantes. Y esta semana estáis de suerte porque he reunido hasta cinco locales en una sola publicación, eso sí un poquito lejos de A Coruña. Hoy nos trasladamos hasta Santiago de Compostela porque ahora que todavía tenemos la suerte de gozar de días de sol es un buen momento para disfrutar de las terrazas  de la capital. ¿Os apuntáis?



1. Desayuno en Costa Vella


Arrancamos el coche hacia Compostela con la vista puesta en el hotel Costa Vella y no, nos es que vayamos a reservar habitación, es que este establecimiento hotelero en el centro de la ciudad (C/ Porta da Pena, 17) tiene un precioso jardín abierto a cualquier persona en el que disfrutar de un rato agradable a cualquier hora del día, pero hoy la idea es desayunar en esta terraza. A estas alturas del año puede que lo hagamos con la chaqueta puesta, pero a cambio disfrutaremos de un entorno romántico rodeados de los colores del otoño. Los propietarios suelen cambiar la decoración, según la época del año, o incorporar esculturas y otros elementos. 

Siendo sincera, he de decir que la última vez que fuimos el trato dejó bastante que desear, pero sinceramente creo que la camarera tenía un mal día, no dejéis de visitarlo por esta mala experiencia.



2. Vermú en La Tita


Después de desayunar lo mejor es dar un paseo por la zona vieja en donde durante un día de sol, la temperatura es más que agradable. La piedra se calienta y sentarte en unas escaleras a captar unos rayitos te llena de energía. Así, mientras callejeamos llegamos a nuestra siguiente parada, un clásico de Santiago, La Tita. Este se un local ideal para la sesión vermú, famoso por su tortilla, que además te ponen gratis, porque sí, estamos en Compostela, y como en otros lugares de Galicia, con cada consumición te invitan al menos a un pincho. Una pena que no incorporemos esta costumbre en A Coruña. La tortilla de La Tita es desecha, casi como la de Betanzos, pero a mi entender, y a costa de perder amigos garelos, mucho más sabrosa.


Tanto éxito tiene el local que ya existe un nuevo La Tita a solo unos metros del original, en la Rúa Nova. El nuevo establecimiento, se llama en realidad Moja en alusión a su propietario, Mohamed Azibou el Heman, pero pocos lo conocen por ese nombre. La tortilla dicen que es la misma, aunque a mí me pareció más gruesa. En cualquier caso, todas las raciones están muy sabrosas y tienen un buen precio, pero no os lancéis a pedirlas, ¡que solo estamos con el vermú!


3. Comida en Casa Felisa


Para comer vamos a otra terraza de esas interiores que hay en Santiago de Compostela, hablo de Casa Felisa, otro hostal en la zona vieja, en concreto en Porta da Pena, 5. Cuenta con un restaurante de raciones que destaca precisamente por su zona exterior, lleno de árboles y vegetación. Un placer el entorno, salvo para los que no les guste la naturaleza, y un placer la comida. En mi visita, mis acompañantes y yo optamos por un menú sencillo y todo estaba sabrosísimo a un buen precio. Además, según su web, también dispone de menú del día por 12 euros.


Después de comer, lo mejor es dar otro paseíto para hacer la digestión. Una buena opción es, por ejemplo, el parque de Belvís (lo veis en la foto de portada), a unos 15 minutos a pie. Ahora que todavía acompaña el tiempo es un buen momento para redescubrir sus jardines o su conocido laberinto. Así, hacemos tiempo hasta nuestra siguiente parada.


4. Merienda en Blu Café


¿Ya hemos hecho la digestión? ¿Qué tal un café para aguantar lo que queda de la jornada? Es difícil elegir entre las decenas de cafeterías del casco histórico, muchas de ellas con mesas en la calle. Así que para Llegando a puerto me he decantado por una novedad, el Blu Café, en Calderería, 49, a solo ocho minutos del parque de Belvís. Un bar sencillo, sin pretensiones, pero con una pequeña terraza interior muy acogedora o “cuqui” decorada con flores y placas de metal tan de moda. 




5. Cena y copa en La Flor



Y por último, para terminar el día, qué mejor que una primera copa o un gin-tonic. Eso sí, nada de coger el coche después, el viernes hay trenes hasta cerca de las once de la noche y en solo media hora estarás de vuelta. Para empezar la noche, mi recomendación es La Flor, uno de los locales más conocidos de Compostela e ideal si te gusta el "moderneo".  Allí te encontrarás a muchos actores de la TVG y a más de un periodista. Es un local con paredes y estanterías llenas de objetos, no apto para los seguidores del minimalismo. Su carta, variada: tostas, ensaladas, platos aptos para vegetarianos… Yo lo comparo con nuestro "postureo" más coruñés, así que, como adivinaréis, a mí me encanta.

¿Cansados de esta ruta por Santiago de Compostela? Hambre estoy segura de que no habéis pasado. Ahora quiero saber vuestra opinión. ¿Sois paseantes habituales de la capital gallega? ¿Y qué os gusta más de ella? Contadme si conocíais alguna de mis recomendaciones o qué otros locales soléis visitar y para qué hora del día son perfectos. Así, entre todos, ampliamos la lista.

Gracias por estar ahí y os espero la próxima semana. 
Dedicado a mis amigos de Santiago

4 comentarios:

  1. Qué pena que no estuviese La Flor cuando yo vivía en Casas Reais, 21...

    ResponderEliminar
  2. ¡jajaja! Igual fue mejor así, Noelia. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta!!! Muy buena la selección de locales, ya me apunto un día para hacer el tour que propones que tiene muy buena pinta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que te haya gustado! No dudes en hacernos nuevas propuestas cuando quieras. Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar