Páginas

miércoles, 28 de febrero de 2018

Premio Incitus: cómo emprender tu negocio de hostelería


¿Conocéis el proyecto Incitus? Yo hasta hace poco tampoco tenía muy claro lo que era, había escuchado hablar de la gala que se celebró el año pasado en la finca Montesqueiro y cuando este año me enteré gracias a Mapi Baez de que se repetía y que la asistencia era abierta, previa inscripción no dudé en apuntarme. Tenía la idea de que era un concurso en el que ganaba un proyecto hostelero pero no tenía claro por qué ni quién podía clasificarse. Más tarde descubrí que Incitus es mucho más que eso y creo que merece la pena contarlo.

Fotos cortesía de Incitus tomadas por Gimena Berenguer

Conocí más de la iniciativa una vez me confirmaron asistencia. Investigué las ediciones anteriores y descubrí todo un movimiento altruista y filantrópico que ayuda a emprendedores relacionados con el mundo de la gastronomía a hacer sus sueños realidad. Sus sueños empresariales, claro está. Y es que Incitus pretende enseñar y acompañar a aquellos que lo deseen a poner en marcha sus negocios de hostelería pero bajo ciertas premisas, la de la creatividad, ya que tiene que ser un proyecto innovador y con cualidades diferenciadas del resto, con una imagen fuerte y que vaya acorde a esa idea inicial y sobre todo realista para que tenga éxito.

Porque si algo caracteriza a Incitus es que “desmonta” los sueños que tienen en la cabeza eses emprendedores para que precisamente se hagan realidad. Como bien dice su lema, Negocios condenados al éxito, el objetivo no es solo crear un restaurante, para que a los pocos meses se vea abocado a cerrar por falta de beneficios. Lo que pretenden los creadores de Incitus es que esos nuevos proyectos sean rentables y tengan futuro.

Para ello un equipo de profesionales, y expertos en eso de que las cosas sigan funcionando con el paso del tiempo, se encargan de acompañar a estos emprendedores en el desarrollo de la idea inicial. Y lo hacen de manera gratuita y desinteresada, solo con el objetivo de que las nuevas generaciones (y no tanto, porque puede participar quien quiera) mantengan al sector en lo más alto ¿No me digáis que esta iniciativa no se merece un aplauso?


Y cuando hablo de acompañar, lo digo desde todas las vertientes. La mentorización dura tres meses durante los cuales se realizan labores de formación y consultoría en distintos ámbitos: análisis de mercado, márketing, estudio económico financiero, plan de lanzamiento… Los participantes en esta iniciativa reciben consejo de profesionales en activo. Los consultores proceden de empresas como Iván Cotado Diseño de InterioresQuattro idcp, para aconsejar en la comunicación, Iuni Consulting, en todo lo que tiene que ver con el márketing y la gestión empresarial. También en este ámbito participa IFFE Business School y en la investigación de mercados se puede contar con la responsable de esta área en R, entre otros.

Foto de Mapi Báez
Y si con este seguimiento no fuera suficiente, la guinda del proyecto es un premio final con el que el ganador seguirá teniendo servicios gratuitos por parte de los patrocinadores para la puesta en marcha y el funcionamiento de su negocio. Hablo, por ejemplo, del diseño interior del local, la realización de vídeos y reportajes fotográficos para la promoción, el asesoramiento en el plan de empresa y gestión operativa del negocio, formación barista y en el mundo de la cerveza, además de asesoramiento gastronómico y técnico por parte del chef Pepe Solla (Podéis consultar el premio completo aquí). Y es que en esta ocasión, como padrinos estaban los cocineros con estrella michelín Pepe Solla y Diego Guerrero, que fueron también miembros del jurado y los responsables de entregar el premio.

Fotos cortesía de Incitus tomadas por Gimena Berenguer

Y aquí es donde llega la gala Incitus del pasado lunes 19, en la que se desveló el ganador de este año y que estuvo presentada por el humorista Víctor Grande y Luisa López, de la Asociación de Jóvenes Empresarios. El seleccionado de la primera edición fue Koh Lanta, sí ese restaurante de comida asiática en San Andrés en el que es imposible coger una mesa. Yo lo he intentado yendo a las 21.20 horas y nada, a pesar de llevar unos dos años abierto. Así que parece que el proyecto está funcionando como debería.

En esta ocasión los tres finalistas fueron: Ramen Bar Fuji, japonés take away de Vigo, Sweet Bite, restaurante de postres, también en Vigo, y la cantina mexicana Nana Pancha, que resultó la ganadora, en parte, por tener muy avanzado el proyecto, dado que ya tiene un establecimiento localizado en A Coruña. Espero que muy pronto podamos asistir a la inauguración porque en el vídeo de presentación tenía muy buena pinta.


Y tras la alegría de los amigos de Ana Graciela, que llamaron la atención de los presentes, ya que al desvelar el nombre se convirtieron en luchadores mejicanos y le dieron el punto de alegría que necesitaba la gala, llegó el momento de disfrutar de los manjares de la finca Montesqueiro. Si no conocéis el espacio que sepáis que el diseño es su mayor atractivo, pero la comida, de estilo minimalista (eso sí) no se queda atrás. El trato, también excelente.


Así que, ya sabéis, si queréis poner en marcha un nuevo negocio o simplemente darle una vuelta al que ya tenéis, podéis inscribiros en esta iniciativa. Incitus 4 ya está abierto, me consta que recibiendo sus primeras propuestas, y dispuesto a ayudar a nuevos emprendedores. Es totalmente gratuito y solo os piden seriedad y compromiso. ¿Estáis dispuestos a entregaros? 

2 comentarios:

  1. Van 3 ediciones de incitus, se ve que mucho no te has informado :). La segunda la gano Moncho Bargo con su proyecto Pracer que vera la luz antes de verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, Anónimo. Ya se que van tres ediciones, por eso hablo de que Incitus 4 ya está en marcha. Igual lo que echaste en falta en el texto es que no dijese el ganador de la segunda por cuestión de espacio. En todo caso, me alegra mucho que vaya a abrir antes del verano. Estaría encantada de conocer el restaurante y a su creador en persona.

      Eliminar