Páginas

lunes, 1 de febrero de 2016

Cómo disfrutar del Carnaval coruñés


Carnaval, Carnaval… Carnaval te quiero…

¡Cómo me gustan estas fiestas, pensar de qué disfrazarte, diseñar el vestuario y, por supuesto, ponértelo!

Para los que sois de fuera tal vez estéis pensando en bellos trajes, máscaras o bailes a ritmo de samba. Pero nada más lejos de la realidad, el Carnaval en Galicia tiene otras connotaciones. Te ocultas detrás de una careta sí, pero para golpear con una vara a tus vecinos. Te tiras harina y hasta hormigas y, por supuesto comemos ¡y mucho! 




En A Coruña nos libramos de esas tradiciones un poquito dolorosas de Ourense, pero no por ello, nuestro Entroido es menos tradicional. Tenemos hasta nuestro propio triángulo mágico entre la plaza de España (o campo da Leña), la calle de la Torre y el campo de Marte. (Aunque admito que visto en un mapa no deja de ser una línea recta…).


¡Y me alegra decir que se trata de una costumbre que se está recuperando! Cada vez es más raro ver gente sin disfrazar salir por la noche. Por ello, para seguir alentando el ánimo de fiesta os voy a dar consejos a vecinos y foráneos para que disfrutéis al máximo de estas fechas.


1. Organiza un lacón con grelos con los amigos 


Lo tienes muy fácil, no hay ni que cocinar. En estas fechas casi todos los restaurantes lo incorporan en su menú y suelen ofrecer cenas organizadas. Este año además, el Ayuntamiento ha decidido incorporar esta propuesta al calendario municipal de las fiestas y concentrar la oferta de “lacónicas” en un folleto, para que tengáis claro a dónde acudir:


Como postre, no pueden faltar las orejas y filloas, si tenéis una abuela que os las haga, perfecto, sino, siempre podréis buscar por los bares tradicionales. Lo peor de todo es que aún no nos ha dado tiempo de recuperarnos de las navidades y ya tenemos que lanzarnos a comer otros platos tradicionales y no ligeros, precisamente.


2. Vete a la cabalgata


Aunque entre el público hay mucha gente sin disfrazar, será donde verás los trajes más elaborados y los grupos más multitudinarios vestidos sobre una misma temática. Si el tiempo acompaña se convierte en un plan ideal para ir con los peques.



3. Crea tu propio disfraz


Vale, sé que a veces es difícil y que la proliferación de bazares chinos nos invita a comprar un traje ya hecho por poco dinero. Pero no hay nada como hacerlo tú mismo. Si no eres bueno cosiendo, como es mi caso, puedes recurrir a las manualidades o simplemente échale imaginación. A veces, no es necesario ni cortar ni pegar, basta con recurrir a lo que tenemos en casa: de hippie con los pantalones de campana y blusas,  de ladrón vestido totalmente de negro, de los años 80 con… ¡casi cualquier cosa en mucha cantidad! O, como hice yo, del cuadro El hijo del hombre de Magritte con una simple manzana. Claro que no te pases de cool, porque en mi caso, nadie lo entendió.


Si finalmente compras en "los chinos", procura darle tu toque. Tunea tu disfraz y ya no serás uno de tantos.


4. Que ir guapo no sea un requisito


A ver, si vas a Venecia o Canarias, vale, pero recordemos que la esencia del Entroido en A Coruña es el Carnaval choqueiro, así que, por favor, eviten ir divinos. Para ponerse guapos tenemos los otros 364 días del año, en este 2016, ¡incluso 365! 

Si llevar una buena imagen encaja con la idea, como por ejemplo de charlestón o de diosa griega, perfecto, pero no tiene por qué ser un requisito. Así, si se estropea el atrezo, no te importará. 

Recuerda, si te salpican, ríete.

Si te cogen para bailar, baila.

Si un desconocido, que tal vez no lo sea tanto aunque tú no lo reconozcas bajo la máscara, te toma el pelo, síguele la corriente.

Si te empuja una marea de gente en la barrera, paciencia.


5. Nada de meterse en los pubs


En A Coruña se suele salir de marcha el viernes, el sábado e incluso el lunes de Carnaval. Son los días en que todos volvemos a las zonas de bares tradicionales de la ciudad. Olvídate de los nuevos pubs que han abierto en centros comerciales. En estas fechas la fiesta está, como debe ser, en la calle. Las charangas suelen pasear por Torreiro, la Barrera o la Galera para luego dirigirse al Orzán, pero insisto, para estar en la calle.




Y no os preocupéis por el frío, la cantidad de gente es tal que no sufriréis. En todo caso, nuestro mayor enemigo es la lluvia, especialmente si tu disfraz implica cartón, así que piensa en todas las posibilidades. Pero que nada te quite las ganas de Entroido. La solución está en apostar por disfraces acorde con la época del año.  Si hace falta, ¡vamos de Capitán Pescanova!. 


6. Sé práctico y adapta tu vestuario


Para mí la clave para ir cómoda y disfrutar de la noche es elegir bien el disfraz. 

Por ejemplo, si vas a salir a la calle, como manda la tradición coruñesa, evita ir de hawaiana o de brasileña en el sambódromo. En mi grupo el año pasado apostamos por ir de marineros, bien tapaditos con chubasqueros, botas y hasta pescado en las redes.

Pero si tienes una fiesta de disfraces o vas a la discoteca procura evitar los trajes de animales tipo oso o con rellenos de cojín. Te habla, o escribe, la voz de la experiencia.

Y ser práctico implica también otros requisitos, como el de pensar dónde vas a meter el dinero. Tienes que valorar dónde puedes guardar o esconder la cartera y, hoy en día, también el móvil. En ocasiones un pequeño bolso o riñoneras que se puedan esconder bajo la ropa son una buena opción.

Otra alternativa es pensar qué llevaría tu personaje: Un deportista, una bolsa del gimnasio, Caperucita, su cesta y Wally, su mochila.

Si todavía tienes dudas en qué personaje elegir. Siempre os quedará Google.


7. Únete a un grupo


Si lo normal es que siempre lo pasemos mejor en grupo, mucho más en Carnaval. La fiesta se multiplica y cualquier disfraz luce más en pandilla. No implica que todos vayáis igual vestidos, si no bajo una temática: personajes de película, políticos, cantantes… ¡Hay tanto donde elegir!



8. Participa del martes choqueiro


¿Tu disfraz no ha logrado sobrevivir a la marcha del fin de semana? No te preocupes. El martes en A Coruña no hay normas. En Monte Alto los choqueiros son los amos, tanto que hasta le ponen nombre a una de sus calles. No hay excusa. Ponte cualquier ropa vieja, aquella que tienes guardada en el baúl de la aldea o una máscara bajo la que no te reconozcan ¡y listo!

Es un buen plan para pasar en familia si no llueve mucho. Por la mañana, ya empieza a verse el ambiente y Radio Coruña Cadena SER suele retransmitir en directo desde la Plaza de España. Aunque lo bueno llega por la tarde, cuando coruñeses de todas las edades suben la calle de la Torre para lucir su disfraz.


9. Que nadie te diga que se acabó el Carnaval


Si el miércoles quieres (y puedes) seguir la fiesta, hazlo. Para algo existe el entierro de la sardina. Nadie te puede decir que el Entroido se acabó. Y el sábado 13 todavía tenemos el llamado Carnaval Pequeño en el que se organizan decenas de fiestas de disfraces, en especial para los niños. 

Así que, ya sabes, alarga la fiesta y si tienes vergüenza, ¡ponte una careta!

Espero que disfrutéis mucho de estos días y que me contéis por aquí de qué estáis pensando disfrazaros ¿A vosotros también os gusta esta tradición? ¿Qué soléis hacer para celebrarlo?

¡Gracias por vuestros comentarios!

2 comentarios:

  1. Unas zapatillas viejas, sudadera con capucha, un buzo azul de toda la vida, careta de lo que sea y el "flis, flis" o botella con pistola. CHOQUEIRO TRADICIONAL!!!!!! aaahhh, y los globos de agua solo para guerrear de choqueiro a choqueiro, que los carga el diablo, jajajjajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... ¡Es verdad, que también hay mucho de eso, casi es el traje tradicional entre los jóvenes, Vicente!

      ¡Gracias por participar una vez más!

      Eliminar