Páginas

lunes, 4 de enero de 2016

Cómo conseguir mis propósitos de Año Nuevo


Bueno, pues ya estamos en 2016. Ya pasó uno más, que diría Mecano. Y como es propio de estas fechas toca hacer balance. Confieso que no soy de esas que cada año diseña una lista de propósitos, pero supongo que siempre hay una primera vez. Porque en realidad, ¿quién no tiene retos por delante? ¡Hasta España tiene pendiente encontrar un presidente del gobierno!

A Coruña también tiene asuntos por resolver, y unos cuantos. Lo primero que se me ocurre es la reforma de La Marina y O Parrote, si se abre el túnel, si no… Y con ello, la peatonalización de la Ciudad Vieja, que lleva años paralizada por la mencionada obra. 


Veremos también en qué se queda la ampliación de Alfonso Molina, aunque dudo que sea un objetivo para 2016, habrá que mirar a un futuro más lejano.

¡Cómo olvidar el puerto exterior de punta Langosteira del que tantas páginas he escrito durante mi paso por El Ideal Gallego! Sigue a la espera de conexión por ferrocarril y de iniciar el traslado de Repsol. 

Y otro de mis temas estrellas, la ría de O Burgo. ¿Veremos en este 2016 el inicio de un proyecto para su limpieza integral?

Todo ello lo iremos descubriendo a lo largo de los próximos meses, pero si me permitís, me gustaría que este primer post de 2016 en Llegando a puerto fuese un poco más personal. Así que voy a descubrirme un poquito para vosotros.

Para mí 2015 ha sido un año de cambios y quiero que 2016 lo vuelva a ser, pero para bien. Para ello, llenándome de positivismo y de ese espíritu MrWonderful tan de moda, me pongo a ello: A marcarse objetivos que ir tachando de la lista de tareas pendientes.


Analizar los logros para conseguir energía


Lo primero es lo primero. Hay que exprimir lo bueno de los últimos 12 meses, analizar de lo que hemos sido capaces y así sacar fuerza para nuevos retos. Entre mis objetivos cumplidos está el hecho de haber dejado de fumar. No es que en los últimos años fumase mucho, pero me siento orgullosa de no coger un pitillo cada vez que me tomo unas cañas con amigos. ¡He descubierto que tengo fuerza de voluntad!

Además, he conseguido algo que tenía pendiente desde hace años: ¡Aprender a andar en bici! Bueno andar… Vamos a decir que me mantengo sobre ella y avanzo, pero que aún no me atrevería a circular con ella por las calles de A Coruña. El próximo verano habrá que seguir practicando. Gracias, por cierto, a mis súper profes, que cogieron una bici un día y me sacaron a la calle con ella.



Y casi al final del año he puesto en marcha mi propio blog, mi proyecto personal. Los que tenéis uno sabéis el trabajo que ello implica y para mí es el resultado de haber estudiado muuucho sobre Social Media y Community Management. Aunque no todo lo he puesto en práctica aún, como dicen los expertos, se hace camino al andar. Y en medio de la ruta estamos, a ver a dónde me lleva.

En el lado negativo, en lo que he fallado ha sido en dejar otro vicio, morderme las uñas. Lo llevo haciendo desde pequeña y pese a los innumerables intentos, en cuanto empiezan a romperse, vuelvo a las andadas. En esta ocasión me da más pena porque llegué a batir mi propio récord, pero antes de que llegase la Nochevieja volvía a tener muñones. Aunque mejor voy a pensar que estoy más cerca de conseguirlo, por ello, este será uno de mis objetivos para el nuevo año y creo que uno de los más complicados.


Dejar por escrito los objetivos


Y si pasamos a mis retos de 2016, el primero (aunque no me gustaría ordenarlos, es obvio que este está entre los principales) es encontrar empleo. Un empleo que me permita seguir creciendo en el mundo de la comunicación y en el que pueda trabajar con gente que, como me ha sucedido hasta ahora, sepan más que yo de su ámbito y así aprender de los mejores.

En este sentido, espero que tanto el blog como mi formación en social media y branding me ayude. Aquí me detengo un momento para recomendaros dos libros si queréis iniciaros en este mundo: El gran libro del Community Manager de Manuel Moreno y Branding personal. Cómo usar las redes sociales para promocionarte de Erick Deckers y Kyle Lacy. El primero está considerado como la gran guía de aquellos que quieren llegar a ser CM y el segundo lo descubrí por casualidad. Ambos son dos buenas guías que se pueden leer de corrido o solo los capítulos que te interesen, como hice yo para iniciar el blog. Además, los encontrarás en las bibliotecas municipales de A Coruña. Si ya estás muy avanzado en este mundo, puede que se te queden un poco cortos.



Siguiendo con la lectura, otro de mis propósitos es leer y viajar más, dos elementos que considero imprescindibles para crecer como persona e incluso como profesional. Aunque leo mucho por internet, quiero pasar más tiempo con una buena novela extra larga en el sofá, y el invierno es una época estupenda para ello. ¿Me recomendáis algún título para empezar?

En cuanto a lo de viajar, por cuestiones personales creo que me conozco todos los rincones turísticos de Londres casi al dedillo (en breve os lo demostraré en Llegando a Puerto), así que en este 2016 me gustaría cambiar de destino. Quiero redescubrir Galicia y España, que poco turismo autóctono he hecho. 



Y por último, un objetivo común en muchas personas, seguir mejorando mi inglés. Llevo años estudiando y he notado los cambios, pero la clave ahora está en eso que llaman listening, así que me voy a poner a tope con las pelis, las canciones y, por qué no, los meet up.

No está mal para empezar, ¿no? ¿Vosotros habéis puesto alguna vez por escrito vuestros objetivos? Yo creo que es una buena forma de obligarte a luchar por ello, pero ya os lo confirmaré dentro de 12 meses. Como siempre, espero vuestros comentarios para saber si os ha gustado el post, sobre todo en este caso en el que cambié un poquito el foco de atención. 

¡Un saludo y gracias a los que siempre estáis ahí! 

9 comentarios:

  1. Seguro que los consigues! Con un poco de voluntad y trabajo duro, está hecho!!

    ResponderEliminar
  2. Claro que sí caro, si has conseguido dejar el tabaco podrás con lo que sea, solo tienes que luchar por ello y buscar un pellizco de suerte (que nunca está de más). Mi lucha este año va a ser la salud de mi espalda un poco deteriorada y tener esa fuerza de voluntad y constancia para hacer los ejercicios indicados para ello ya que mi cabeza pide otros ejercicios más divertidos a los que me había acostumbrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja... Pues mucho ánimo, Vicente, cuida de tu espalda, que eso es importante y no te preocupes, porque hay tiempo para todo, también para ejercicios más divertidos. ¡Feliz año!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Ánimo Caro!! Ya verás como lo sacas todo adelante!! Lo de las uñas está dificil, yo llevo casi 30 años dejándolo... Ya que estoy aquí te recomiendo leerte "El club de la lucha" que es genial la manera en que está escrito y dos novelas gráficas "Arkham Asylum" y "Watchmen" que aunque no son novelas propiamente dichas, merecen cada minuto invertidas en ellas! Para el inglés nos tomamos un café cuando quieras! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cuántas recomendaciones, qué bien! Muchas gracias por los títulos, los ánimos y el ofrecimiento, pero sobre todo por haber sacado un ratito para leerme y escribirme, Juan. Espero que sigamos en contacto.

      Eliminar
  5. ¡Me encanta cuando se toma la vida con positivismo, Caro! Los optimistas no abundamos por ahí y muchas veces somos unos incomprendidos :) Yo creo que cualquier cosa "mala" o poco agradable que pueda haber pasado en el 2015 sólo puede darnos más ganas de seguir adelante para lograr todo lo que nos propongamos!!!
    Te deseo toda la suerte del mundo para encontrar ese trabajazo que te estará esperando por algún lugar. Te encanta tu trabajo y se nota, por lo que estoy segura de que tu oportunidad vendrá directa hacia ti.
    En cuanto a recomendaciones para leer puedo decirte que ahora mismo estoy leyendo una novela que me tiene del todo enganchada y además, seguro que ya has oído hablar de ella. Se trata de "La isla de Alice" de Daniel Sánchez Arévalo, aun no la he acabado pero pinta muy bien!!! Ya te contaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué comentario tan bonito, Laura, estoy realmente emocionada y más viniendo de ti, que eres un ejemplo de positivismo. Gracias por tu ánimo, que también te traslado a ti. Y respecto a tu recomendación de lectura, ¡me la apunto!

      Eliminar