Páginas

lunes, 7 de diciembre de 2015

Cuando A Coruña es sinónimo de solidaridad


No sé si es eso que llaman localismo, pero tengo la sensación de que A Coruña es una ciudad solidaria. Cada vez que una institución u ONG pide ayuda para un fin concreto, los vecinos se vuelcan con el proyecto en cuestión. Nuestra Cocina Económica data de 1886, contamos con Banco de Alimentos y existen decenas de entidades locales dedicadas a personas con pocos recursos, a la lucha contra el sida, a la integración de los inmigrantes… 

Por ello, qué mejor que estas fechas para recordar algunas de las propuestas que llevan a cabo. Por ejemplo, el Banco de Alimentos acaba de realizar la Gran Recogida, una iniciativa de carácter estatal que en A Coruña reunió más de 465.000 kilos (aún los están contabilizando), una cantidad que logra superar a la de 2014 cuando se llegó a los 400.000.

En la publicidad del evento colaboró el entrenador del Dépor, Víctor Sánchez del Amo, seguro que habéis visto alguno de los carteles por la ciudad, y es que el Real Club Deportivo, como no podría ser de otro modo, también tiene alma solidaria. De hecho, en estas fechas debería llegar el momento en el que los jugadores visitan a los niños y niñas hospitalizados en el Materno Infantil. 



Un barrio de A Coruña en Senegal 


Pero una de las labores más destacadas es la que desarrolla desde hace años una entidad menos conocida, Ecodesarrollo Gaia. Esta ONG nace en 1998 sin ni siquiera un local en el que cumplir su objetivo, ayudar a los inmigrantes que llegan a A Coruña. Ahora, su labor traspasa, y mucho, las fronteras de nuestra urbe. Gaia destaca porque además de colaborar con los que vienen a nuestra ciudad, viaja hasta Senegal para atender a la población de Yoff-Tonghor, un suburbio de Dakar que ya se ha convertido en un barrio coruñés más.
Foto de Sebastián Losada

Allí han creado la escuela “Coruña” en la que desde 2003 cuidan de la población de preescolar de la zona con educación básica y alimentación. Aprovechan el espacio además, para desenvolver proyectos de desarrollo local de la comunidad y para el empoderamiento de las mujeres.

Aunque por lo que hoy recojo a esta ONG en el post es porque una vez al año un grupo de voluntarios formado principalmente por personal médico y farmacéutico viajan hasta allí con su equipaje lleno de medicamentos. Es el programa Coruña Cura, en la que convierten el centro escolar en un improvisado ambulatorio que atiende a unas 2.000 personas de forma completamente gratuita en solo dos semanas.
Foto de Sebastián Losada

Los 15 cooperantes gallegos que este año componían la expedición ya están de vuelta. Si queréis conocer cómo fue su experiencia, nos lo contaron todo en su blog, en el que ademáis tenéis el contacto por si os apetece colaborar.



Destino al desierto


También de expedición solidaria por África se marchaban hasta hace unos años un pequeño grupo de amigos encabezado por el coruñés Manuel Ferro, administrativo de la Autoridad Portuaria. Lo que surgió como una aventura con todoterrenos por el desierto del Sáhara se repitió durante varios ejercicios para repartir productos de primera necesidad en los pueblos por los que pasaban. Así, durante sus vacaciones recorrían hasta 6.000 kilómetros (cada edición elegían una ruta diferente) a lo largo de los cuales llevaban ropa, material escolar, comida y medicinas. 



A Radio Conta, y mucho



No me podía olvidar en esta publicación de mis colegas periodistas, que desde hace tres años han conseguido unir a todas las emisoras coruñesas con A Radio Conta.

Se trata de un programa radiofónico único que se emite al mismo tiempo en todas las cadenas y que a modo de maratón reúne fondos para una ONG. En la última edición recaudó 29.000 euros para la Asociación Antonio Noche y este año el beneficiario será  Ecos Do Sur, también otro ejemplo de solidaridad coruñesa desde hace 25 años.

¿La fecha? El 26 de diciembre desde las 17.00 horas. Se puede acudir como público en la Fundación Barrié.


El mejor mercadillo navideño


Para terminar este post dedicado a la solidaridad coruñesa permitidme que lo haga con una iniciativa a la que tengo especial cariño por las chicas que lo organizan. Se trata del mercadillo de navidad de la escuela infantil municipal Carricanta. Si os digo que es un rastrillo solidario, pensaréis: ¡pues uno de tantos! Pero eso es porque nunca habéis ido. 

No os podéis imaginar la cantidad de gente que cada año acude a esta cita, mayores y niños. A los peques, especialmente a los que ya están en otro colegio, les encanta ir y rebuscar libremente por las clases lo que se quieren llevar a casa: juguetes, libros, bisutería, artículos de decoración… Hay de todo salvo ropa.

De hecho, son muchos los padres que hacen la carta a los Reyes en esta fecha gracias al buen estado de los artículos donados. Si sois de esos, aseguraos de ir a primera hora, que lo bueno se acaba. Y cuando hablo de lo bueno me refiero a kit de juegos completos, bicicletas en perfecto estado, etc, por solo unos pocos euros. Euros que irán destinados íntegramente a la Fundación Tierra de Hombres para su programa Viaje hacia la Vida, en el que trasladan a menores a A Coruña para una atención médica especializada e intervenciones quirúrgicas. El año pasado se batió un nuevo récord al recaudar 4.970 euros.



Todo se desarrolla en un ambiente de fiesta en el que las docentes de Carricanta incluso os invitarán a comer dulces, empanada, patatas y demás delicias. Y antes de concluir toca el sorteo de regalos, que este año incluye una noche de hotel, una sesión de peluquería, una camiseta del Dépor firmada por los jugadores y varias cestas de productos, entre otros premios. La cita es el sábado 19 de 10.30 a 14.00 horas y si queréis colaborar donando cualquier cosa, podéis poneros en contacto con la escuela o buscar una de sus manos de la paz por el barrio del Castrillón y Os Castros.



Yo un año más estaré allí ¿Y vosotros? ¿Colaboráis en alguna de estas u otras iniciativas? Contádmelo en Llegando a Puerto y gracias a los que ya habéis comentado en publicaciones anteriores. ¡Me animáis un montón!

3 comentarios:

  1. Estamos de acuerdo contigo. A nosotros también nos parece que Coruña es una ciudad solidaria. Ahí está, por ejemplo, la residencia Padre Rubinos, la única institución de la ciudad que da cobijo a transeúntes sin posibilidades de pagarse una noche de pensión.
    Y nos gusta tu blog, su espíritu y tu espíritu. Te deseamos buena travesía. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, también pensé en Padre Rubinos, pero tuve que hacer una selección y recurrí a otros proyectos menos conocidos. ¡Gracias por vuestras palabras de ánimo, me ayudan mucho!

      Eliminar
  2. Buenas tardes.
    Acabo de aterrizar en tu blog y me ha causado muy buena impresión.
    Me gustaría subrayar también la labor de una ONG pequeñita que se llama Miradas del Mundo. La fundó una chica, María Martínez, y trabaja con los más pobres entre los pobres en uno de los países más pobres de este planeta, Guinea Bissau.
    Dejarlo todo y pelear por un mundo más justo es lo que lleva haciendo desde hace tiempo, encargándose en lo que buenamente puede de que las familias de Demabje, Varela, Bafatá, Gabu y la zona noreste de ese país no se mueran de hambre.
    Podéis consultar su Facebook si queréis colaborar con ella.

    ResponderEliminar