Páginas

martes, 10 de abril de 2018

El caldero de Peltre.
El mundo de Harry Potter en A Coruña


Si sabes qué contestar cuando te dicen valar morghulis, si tienes claro si eres de Gryffindor, Hufflepuff, Ravenclaw o Slytherin o si en cada celebración pides un Funko diferente, este post es para ti. De hecho, si comulgáis con todas las afirmaciones anteriores, seguramente ya conozcáis El caldero de Peltre, en Os Mallos (A Coruña), si no es así, ya estáis tardando en ir a visitarlo. Se trata de una tienda mágica en la calle peatonal de Ángel Senra. Muchos podrían decir que es un comercio para frikis, para esos que recitan de memoria párrafos completos del Señor de los anillos y que, por supuesto, sabéis lo que es el caldero de Peltre (yo no y tuve que preguntar, ¡qué vergüenza!), pero lo cierto es que es diferente a una clásica tienda de frikis.


No vende cómics sino merchandising y productos de culto. Al entrar, en lugar de encontrarte un chico entrado en carnes que te mira pensando qué haces tú aquí, no perteneces a este mundo (sí, tiro de clichés para que entendáis la sensación en muchms de estos establecimientos) te recibe Ana o Delia con una gran sonrisa, dispuestas a ayudarte y haciéndote sentir bienvenido. O bienvenida. Porque precisamente parte de la idea de esta tienda era crear un espacio en el que también las chicas estuvieran a gusto. Ellas mismas, que son tan fans como cualquier otro de sagas como El señor de los anillos, Juego de tronos o Harry Potter han sufrido esa mirada de la que os hablaba, así que decidieron abrir su propia tienda. 

Todo comenzó cuando las cosas en su trabajo no iban bien, empezaban a despedir a gente de la empresa y, como buenas aventureras, decidieron dejarla y montar un negocio. Pasaron por diferentes ideas pero la ganadora fue El caldero de Peltre porque detectaron que no había nada parecido en A Coruña. Un lugar en el que comprar todos esos objetos de coleccionista que solo encontraban en sus viajes al extranjero. Ahora los fans de Hogwarts tienen sus varitas, capas y bufandas en Os Mallos. Y lo que no tengan, lo encargan. Todo para que nadie se quede sin su objeto de deseo.

Cuenta Ana que los inicios no fueron fáciles. Varios cursos para emprendedores, ilusión y trabajo. Todo eso lo tenían, pero en España le faltaban proveedores. Había que recurrir al extranjero y eso implicaba tiempo. “Había momentos, después de Navidad, por ejemplo, en que la tienda estaba casi vacía porque no llegaban los productos”, confiesa Ana. Eso ha cambiado, y si antes el 90% de lo que ofertaban eran de empresas extranjeras, ahora la proporción es casi a la inversa.


Dos años después ya tienen clientes fieles, dice que la mayoría son adultos a partir de 20 o 30 años y niños. Y aquí otro punto positivo de la tienda: ningún padre o madre tendrá miedo de entrar en El caldero de Peltre para comprar algo para sus hijos, ni se sentirán mal por no entender lo que le están pidiendo. De hecho, en esta tienda organizan listas de cumpleaños, a modo de lista de bodas, para que los pequeños (o no tanto) tengan apuntados sus deseos y cualquiera pueda comprarlos en la fecha señalada.


Un comercio interactivo


Y si algo tenían claro estas compañeras y amigas es que su tienda, tenía que ser diferente. Debía ser un lugar en el que el cliente pudiera tocar y participar de la ilusión que transmiten estas películas y libros, como en las grandes tiendas internacionales. De ahí su decoración, en la entrada nos recibe la cabina azul de Doctor Who y al fondo, el andén 9 ¾ de Harry Potter, sí, sí, como si fuera la estación de Kings Cross (os lo conté en su momento, aquí).


Además, intentan variar, en la medida de las posibilidades, los juegos. Ahora mismo podemos capturar mágicamente nuestros deseos y apoyar la causa para liberar a Dobby, pero en otro momento el protagonista fue el sombrero seleccionador, que sigue en la tienda, o el cartel de “se busca a este mago” con el que fotografiarte como si fueras un auténtico villano.

¿Os acordáis de las yincanas que se organizaron en Ángel Senra entre todos los comercios de la zona? Sí, también fue cosa de ellas. Un éxito con unos 300 inscritos y que volverán a repetir este año en el mes de mayo. Ahora mismo ya están preparando las pruebas. Así que estad muy atentos a sus redes sociales, tienen Facebook e Instagram. También podéis conocer más de esta tienda en su web. En zona Otaku hicieron un fantástico vídeo resumen con el que podéis haceros una idea de lo que fue la jornada.

Así que ya sabéis, si queréis tener la mano del rey (Juego de Tronos), tanto en tamaño original como otro más pequeño y ponible, el colgante de Arwen (El Señor de los Anillos), el uniforme completo de Harry Potter, el Funko Pop de Eleven (Strager things) o cualquier cosa de Star Trek, tenéis que visitar El caldero de Peltre.

Contadme por favor si ya conocíais esta tienda y, si alguno ha participado en su yincana, por favor, compartid la experiencia. Yo os espero dentro de dos semanas en Llegando a puerto. Mientras,  si os habéis quedado con ganas de más podéis leer más post sobre Harry Potter aquí y aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario