Páginas

domingo, 21 de mayo de 2017

Os Mallos: El triángulo de las pulpeiras


Hola marineros.

¡Cuanto tiempo eh! La verdad es que tengo un poquito abandonado el blog, pero ya estoy de vuelta en Llegando a puerto y para compensar la tardanza (no digo espera porque no creo que ninguno de vosotros estuvieseis consultando cada día el blog en busca de novedades, jeje) os traigo un artículo de esos que os gustarán mucho. ¿Qué si hablamos de hostelería? Exacto, pero no de la recomendación de un restaurante, ni de dos, si no de hasta tres pulpeiras muy especiales, todas en el barrio de Os Mallos. Porque no he visto un barrio de A Coruña que concentre mayor número de estos establecimientos. En solo dos o tres calles tenemos varias firmas entre las que elegir y hoy os traigo mis favoritas.




Cuando la gente habla de la pulpeira de Melide piensa en la de la plaza de España o campo da Leña (lo que prefiráis), pero para mí la pulpeira de Melide de verdad, es la de su predecesora, Lola. Su hijo regenta la de la plaza de España y su hija esta de la ronda de Outeiro, 135.


Destaca la estética, la más enxebre de todas, hasta tiene una lareira al fondo. El pulpo está rico y el trato, correcto. Pero no tendrás mucha carta entre la que elegir más que pulpo, embutidos y, durante los fines de semana, empanada.

Entre sus puntos fuertes está el hecho de que abre los domingos, eso sí, normalmente tendrás que esperar por un sitio. También como punto positivo, si eres de los que te gusta el dulce, tienes gama de postres muy sabrosos entre los que elegir. ¡Ah! Y el vino de la casa no está mal. 


  • Pulpeira de Arzúa


Hasta hace poco solo unos metros más abajo, en dirección estación de autobuses, estaba la pulpeira de Arzúa. Allí estuvo más de medio siglo, ahora, este establecimiento se ha mudado a la calle de enfrente, en Francisco Catoira, 8. Su pulpo para mí no es el mejor de todos, pero si he traído esta recomendación al blog es por el fantástico trato de sus camareros y del que creo que es su dueño. Ahí gana por goleada a las otras dos. Cuando la probé fue precisamente en su nueva ubicación, cuando con unos amigos improvisamos una comida y el local estaba llenísimo, tocaba esperar. Lo hicimos al sol, en unos bancos de la calle, bastante más abajo. Se lo dijimos al gerente y este no tuvo problemas en venirnos a avisarnos cuando llegó nuestro turno.


Además, es la que mayor oferta de carta tiene. En ella incluye, por ejemplo, mejillones y raxo. Es la única que ofrece carne en el menú. Como la anterior, también abre los domingos, pero es probable que tengáis que esperar porque el local es bastante pequeño. 



Y he dejado la mejor (a mi entender) para el final: A nova lanchiña. Y aquí tengo que puntualizar, no hablo de A lanchiña de la calle Pérez Porto, 1 (inicialmente creo que eran el mismo propietario o al menos de la misma familia), sino de la de Capitán Juan Varela, mi pulpeira favorita de toda A Coruña y parece que el de otros cientos de personas porque es habitual que esté a tope.


Tanto éxito tiene que recientemente ha abierto un nuevo local a solo unos metros. Con estilo moderno y muchísimo más grande que el anterior, pero con el mismo sabor en sus platos. Supongo que sus cocineros compartirán la receta. Aún así, yo hasta aquí os traigo la clásica, más enxebre, con  bancos y mesas de madera que, en muchos casos, tendrás que compartir con otros clientes. Porque, no sé vosotros, pero a mí, una pulpeira me gusta que sea clásica.

El pulpo para mí es el mejor de todos. Puedes pedir las patatas separadas (según mis padres así ganas en cantidad de pulpo) o juntos, como a mí me gusta para que se empapen del sabor del cefalópodo más gallego. Mi petición clásica se acompaña con calamares, pimientos, también exquisitos, y unas cuncas de viño, aunque en este caso tenéis que ser valientes porque no es precisamente suave. Otro de sus puntos fuertes, la filloa. Está buenísima, pero es un poco cara, eso sí tamaño XXL y las tienen durante todo año.


Es verdad que el servicio no es el mejor del mundo, pero es que creo que no les hace falta. No se molestan en abrir los domingos y en verano suele coger también un largo período de vacaciones, así que confirmad que esté abierta antes de ir.

Y hasta aquí mi post de hoy. Creo que he compensado el retraso ¿no? Ya tengo más ideas para próximas publicaciones, pero creo que antes se colará por el medio el aniversario del Coruña Bloggers. ¿Tenéis pensado acudir? Yo, si el trabajo me lo permite, sí. Y tengo pensado hacer una reseña en el blog. Pero mucho tendré que resumir ya que hay previstas 8 conferencias, 18 ponentes y 2 mesas redondas y hasta el programa de radio A Vivir A Coruña de la SER se desarrollará durante el evento. 

Bueno y ahora os toca a vosotros contarme qué opináis de estas pulpeiras o si conocéis otras. ¡Se agradecen recomendaciones!

No hay comentarios:

Publicar un comentario