Páginas

martes, 6 de diciembre de 2016

Boucatise: Cuando el bocadillo es cocina gourmet


Hola de nuevo, foodies.

Hoy me dirijo a los amantes de la comida gourmet y el urban food porque sé que disfrutaréis con este evento que se celebró en A Coruña el fin de semana, el Boucatise o festival Bocata Gourmet que va por su segunda edición y al que le auguro más. Consiste en un evento en el que se reúnen algunos de los mejores o restaurantes de la ciudad, o aquellos que encajan bien con el moderneo y postureo coruñés, que sabéis que tanto me gusta, y ofrecen una o dos creaciones de bocadillos de calidad. Así que espero que tengáis el estómago lleno cuando leáis este artículo porque si no, lo pasaréis mal. 


El Boucatise se celebró el sábado y domingo en el mercado de San Agustín y reunió 13 locales muy conocidos de A Coruña como el requetepremiado Culuca, la experta en comida slow La Consetida, o el famoso por sus desayunos Pandelino, que se apunta a todos los eventos. Pues cada uno de ellos, entre muchos otros, hacía su reinterpretación de un bocata que vendían al público por 4 o 5 euros, salvo alguna excepción, como el Roots que ofrecía sus baos a 3 euros y del que ya os hablé, aquí.

¿Estáis deseando saber cuál fue mi apuesta? Primero, el bao del que os acabo de hablar para abrir boca: jamón asado a baja temperatura para, según explicaban, evitar que se secase, con brotes y salsa kimchi con aguacate. Estaba sabroso, pero no me convenció del todo la textura exterior de la masa del bao gris. Me gustó mucho más el que probé en su restaurante. 


Así que seguimos buscando y nos atrajo el salmón del bocata por el que apostó el Atlántico 57. Al pescado marinado le acompañaba salsa de yogur, rúcula y tomate seco, que realmente era lo que le daba un sabor espectacular al bocadillo, lástima que solo echaban dos trozos y, por tanto, no llegaba a cubrir toda la baguete en el que se preparaba. 


Y cuando ya nos íbamos vimos la gran (en principio por el tamaño y después también por sabor) creación del Alma Negra, mientras una enorme fila de gente hacía cola para comprar en su vecino Boca Negra y pasaba por alto esta creación que para mí fue el mayor acierto del día. La receta decía ser meloso de ternera con jalapeños, arzúa y berros, todo metido en un bollo de pan de verdad, que era lo que yo buscaba. Admito que el queso no lo noté mucho, pero el sabor de esta creación no apta para patosos (la salsa se escapaba por todos los lados) era espectacular. Les recomiendo desde aquí que la incorporen a su menú si es que no lo tienen ya. Para mí, un diez. 


Como imaginaréis un evento así no se podía limitar a vender los bocatas, el Boucatise incluyó showcookings de grandes cocineros entre los que destacaban los estrellas michelín Luis Veira (Árbore da Veira) e Iván Dominguez (Alborada). Además de un bar para las bebidas y música. Y como sabían que este evento era carne de cañón para ese nuevo público objetivo que está surgiendo en la ciudad: familias conformadas por unos padres modernos, y hasta hipster diría yo, a los que les encanta toda cita que huela a cebolla caramelizada, canónigos y tomate deshidratado, los organizadores se encargaron de facilitarles el plan. Así, había una zona infantil con juegos y actividades para niños de 3 a 9 años y lo que me pareció un acierto todavía mayor: el aparcamiento para carritos, lo que permitía a los padres circular por la planta superior del mercado con más comodidad sin la silla del bebé. Un punto más para la organización.


Por último, la programación se cerró el domingo por la tarde con el segundo concurso de Bocata Gourmet protagonizado por los estudiantes de hostelería de A Coruña. Y el ganador, según la prensa, fue Fernando Trigo Chouciño, precisamente con una reinterpretación de un bao a la gallega: croqueta de uña de cerdo con cabeza de jabalí, lombarda y níscalos. La verdad es que apetece probarla. 

En resumen, para mí un evento de diez con gran éxito de asistencia y que estoy segura de que repetirá el año que viene. ¿Vosotros acudisteis? ¿Que opináis de eso que ahora se ha dado en llamar urban food? ¡Contádmelo!

Antes de despedirme quisiera anunciaros un cambio en el blog. Últimamente me está resultando muy complicado actualizar los contenidos cada semana (los que me seguís en redes sabéis a qué me refiero) así que he decidido reducir la periodicidad de Llegando a puerto. A partir de ahora tendréis un nuevo post cada dos semanas, unas dos veces al mes. Sé que esta decisión irá en contra de mi posicionamiento, pero dado que no es mi sustento principal, prefiero dedicarle un poco más de tiempo a mi vida personal. Los que sois bloggers me entenderéis bien. Así que calculo que ahora nos veremos el martes 20. Pero tranquilos, si no queréis estar pendientes de cuándo actualizo, podéis suscribiros al blog para que mis textos os lleguen directamente a vuestro correo electrónico. Solo tenéis que escribir vuestra dirección en la columna de la izquierda y seguir las instrucciones. 

Gracias a los que ya sois seguidores y lectores. Un abrazo gordo y hasta la próxima.

4 comentarios:

  1. Ooh, una pena, pero totalmente entendible, el blog puede suponer muchas veces demasiado. Pero aquí seguirmos para leerte en todo lo que nos pongas :D

    De la entrada decir que las fotos son maravillosas, que hambre me ha dado! :P

    book gran canaria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh! Muchas gracias, Valery. Es un gusto conocer nuevos lectores, gracias por ser uno de ellos y sobre todo por tomarte la molestia de escribir. Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  2. Estamos contigo, Caro! Tu decisión es totalmente comprensible... Así que ÁNIMO! Tus seguidores estaremos esperando 😁 Por cierto... Qué pintaza tienen esos bocatas, por favor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... ¡Parezco Justin Bieber! Muchas gracias, Laura, sabía que tú no me ibas a fallar. Gracias por seguir ahí siempre.

      Eliminar