Páginas

lunes, 2 de mayo de 2016

La Noche Blanca de A Coruña se torna gris


La noche blanca de A Coruña no es lo que era. Aunque no me gusta traer al blog críticas negativas, creo que tengo que ser honesta con los que me leéis y así admitir que la Noche Blanca del pasado viernes me decepcionó bastante. Acudí precisamente con la intención de hacer un reportaje para el blog y ya me sorprendió no ver el ambiente habitual en el Obelisco. Aunque se anunciaban zancudos, no llegué a ver ninguno y en lugar de las habituales colas, los carritos de dulces estaban vacíos y cada vez son menos. Ya solo quedan garrapiñadas, palomitas y algodón de azúcar. Y lo entiendo, creo que los comercios no se comprometieron como debieran con una noche que es por y para ellos. 




Es cierto que muchos siguen engalanándose para la ocasión, pero otros tantos, incluso integrados en la asociación Zona Comercial Obelisco, que es quien organiza la Noche Blanca, (los únicos que tienen alfombra roja) ni tan siquiera ofrecían nada que les diferenciara de cualquier otro día. Ya no hablo solo de descuentos, si no de decoración y detalles con los clientes. 


Por supuesto, hay excepciones. Y eso se nota en lo llenas o no que están las tiendas. Me sorprendió, por ejemplo, la sastrería Felix Ramiro porque, puede que precisamente por su estilo, no esperaba a un dj en su balcón que amenizada la calle Real, al tiempo que un azafato trajeado repartía folletos invitando a los caballeros a entrar. Consiguieron atraer la atención de muchos paseantes.

También se engalanó para la ocasión Intimissimi, pero para ver su chulísima decoración tenías que entrar en la tienda. Allí había una vespa blanca con globos y sus dependientes te invitaban a tomar té con pastas o nubes de azúcar. Había descuentos del 15% y, según el folleto, por compras superiores a 50 euros también te entregaban un regalo.


Bijou Brigitte destacó por los descuentos, de hasta un 50% en determinados productos y, además, entregaban un obsequio promocional a sus clientes con todas las compras. Oink, una de mis tiendas favoritas del centro porque te permite comprar mil y un productos de broma, decoración y papelería a muy buen precio, ofrecía un regalo para las madres por compras superiores a 10 euros.  ItaJai, como cada edición, repartía rosas amarillas y el Arenal daba un cinturón por cada compra.

Las que nunca fallan son las chicas de Luxurissime, que una vez más se engalanaron para la ocasión con vestidos de fiesta y pelucas rubias al estilo Marilyn e invitando a bebida a cualquiera que pasaba. En la tienda, se ofrecía un 20% de descuento en todos los productos. 


Creo que lo mejor de la noche fue el espectáculo audiovisual que se proyectó en la fachada del edificio La Base y que muchos recogieron con sus móviles y cámaras. Como Silcerino, os dejo el enlace al vídeo aquí. También fue una buena idea incorporar una vertiente solidaria a la ocasión con la recogida de tapones de la Fundación Padre Rubinos, pero creo que quedó un poco pobre y dudo de que se consiguiera la repercusión pretendida:


Los grandes beneficiarios creo que fueron los bares. El Bristol (Torreiro) sacó sus discos a la calle y los bares de La Barrera estaban llenos, pero no sé si se puede relacionar con la Noche Blanca o con el hecho de que era un viernes con buen tiempo. 

Prueba de que la denominada Noche Blanca es cada vez más gris es que escuché a varios paseantes preguntándose qué pasaba. Desde algún comercio denunciaban la falta de promoción y aseguraban que los carteles en los comercios no se empezaron a instalar hasta un par de días antes. La realidad es que esta cita ha dejado de ser novedad y puede que por ello, cada vez haya menos gente, menos incluso que el año en que cayó el diluvio universal y aún así, la calle Real estaba repleta da paraguas. 

Lejos del derrotismo, animo desde aquí a que se le dé una vuelta a este evento para que vuelva a brillar como lo hizo el primer año. Tal vez haya que cambiar la oferta y los espectáculos, que llevan siendo exactamente los mismos desde la primera edición. A los comercios les toca estirar las ofertas y sorprender de algún modo a sus clientes. En mi humilde opinión no basta con ampliar el horario de apertura hasta las doce. Con la competencia que existe con las grandes superficies, la Noche Blanca se convierte en una oportunidad para atraer a clientes nuevos que puede que nunca entrasen en nuestra tienda si no llamamos su atención.


Y hasta aquí mi crítica. Espero que nadie se haya ofendido porque trataba de ser constructiva. Precisamente por ello, me gustaría saber vuestra opinión ¿Bajasteis hasta el centro el viernes? ¿Os llevasteis la misma impresión que yo? Tanto si estáis de acuerdo como si consideráis que estoy confundida, ¡no dudéis en contármelo en Llegando a puerto!

13 comentarios:

  1. Mil gracias por la parte que nos toca!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Solo he dicho la verdad! Sabéis bien que me encanta vuestra tienda y encima sois activos en redes sociales, no se os puede pedir más ;)

      Eliminar
  2. Yo creo que el problema fue la falta de publicidad del evento por parte de la organización, la Zona Comercial Obelisco. Viendo la poca repercusión, probablemente muchos comerciantes no le dieron la importancia a la Noche Blanca, salvo esas tiendas que se comentan. Había alguna más que también hizo cosas. Seguro que el ano que viene la Noche Blanca saldrá otra vez muy bien. Pero al hilo de esto, creo que es bueno decir que revitalizar el centro es tarea de todos. No solo hablo de Calle Real, en la Plaza de Lugo mucho bombo con el Zara nuevo, pero tampoco andan muy contentos. Las instituciones, los comerciantes y tambien los ciudadanos deben implicarse en la recuperación del centro no solo como un lugar al que ir de cañas, sino como un sitio donde pasan cosas, donde se organizan eventos y se publicitan, donde da gusto ir y estar. No se puede permitir que no se pueda aparcar en el centro y no se den alternativas, no puede ser que los camiones de reparto aparquen delante de los escaparates hasta las 11:30 de la mañana y no se pueda ni pasar ni ver las tiendas, no hay derecho a que a cada metro te asalten los comerciales de las ong para pedirte dinero y a veces faltarte al respeto, y tampoco hay derecho a que se haga la vista gorda con el top manta. En definitiva, como dije antes, es una tarea de todos. Los comerciantes quieren, pero los de arriba tienen que querer. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo con lo de la carga y descarga, aunque eso pasa en toda Coruña. No tanto en lo del aparcamiento. Deberíamos acostumbrarnos a dejar el coche en casa cuando hablamos de ocio. En cualquier caso muchísimas gracias por tu comentario, es muy interesante conocer distintos puntos de vista.¡Ah! Y claro que había más tiendas implicadas en la Noche Blanca, he destacado las que a mí me gustaron. Gracias también por recordarlo ;)

      Eliminar
  3. IntimissimiCalleReal2 de mayo de 2016, 23:52

    Gracias por vuestro comentario!! En Intimissimi estamos encantados con colaborar en este tipo de cosas y animamos a todos a que se unan!!El año que viene más y mejor!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial, Intimissimi! Esa es la actitud y gracias por comentar.

      Eliminar
  4. Yo no estuve al tanto y me la perdí. A pesar de moverme mucho por la zona centro entre semana no vi ningún anuncio. Hubiese bajado de buena gana de haberme enterado. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues entonces se confirma lo que se decía el viernes. La gente no se enteró. ¡Muchas gracias por comentar, Alexwiz! Y para el año, ya sabes ;)

      Eliminar
  5. Es que tuvo 0 difusión. La Asociación no publicitó debidamente el evento, llevaban muchas semanas de organización y en las tiendas o en las calles no había publicidad, los carteles se pusieron un par de días antes (cuando los entregaron)
    La mayoría de gente ese día no sabía que había noche blanca. Hubo suerte de que hacía un tiempo maravilloso y ya había mucha gente en la calle, sino el fiasco hubiera sido doble.
    Estoy de acuerdo en que hay que renovar los espectáculos y lo que se ofrece a los clientes. Y creo que eso, esa dejadez en la publicidad y en la organización es lo que ha derivado que las tiendas participen a medias o no participen. No olvidemos que es una fuerte inversión en tan sólo 2-3 horas y que si todas las partes no están comprometidas, no tiene el retorno que debería.

    Ojalá todos tomen/tomemos nota para futuras ediciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto! Coincido en lo del retorno plenamente y estoy convencida de que esto puede remontar. El secreto, que esta noche vuelva a sorprendernos. Un saludo y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  6. Estoy de acuerdo. Yo quise recopilar info para mi blog y este año fue mucho más difícil. Ya estaba acostumbrada a que desde la Asociación Obelisco no anunciaran las actividades y los descuentos en detalle. Pero es que este año los folletos no estaban el fin de semana anterior!!

    Y luego los comercios: bastantes no ofrecieron NADA. Quizás alguna decoración o chuchería... esa noche se trata de hacer descuentos "mid season" o como les quieras llamar. En un negocio me dijeron "no, no va a haber ningún descuento! es que estamos empezando la temporada, si pongo descuentos ahora... ya doy el pistoletazo de salida!" casi indignada. Pues vaya, si no quieres hacer ningún descuento, simplemente no participes en la Noche Blanca.

    El puesto de palomitas al que fui no sé si estaba estropeado o qué, pero no saqué nada de allí. Y como tú, no vi ningún zancudo ni nada parecido, cosa que otros años sí hay.

    Una pena. Se puede hacer mucho mejor.

    Un gran post! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro de que te haya gustado, Lau! Es cierto que muchos comercios no ofrecían nada, pero estoy segura de que esto se puede revitalizar. Tenemos todo un año para pensar nuevas ideas.
      Por cierto, ya sigo tu blog ;)

      Eliminar
    2. Bueno Potis, no se si tienes negocio, pero tampoco es como dices. Lo que te decía la comerciante es verdad, a principio de temporada hacer descuentos supone una perdida para el dueño del establecimiento. Eso de "si no haces descuento no participes" no vale, cada uno participa como quiere o puede. Hay clientes q merecen el descuento, otros q solo van buscando los chollos no interesan. Nos echamos las manos a la cabeza cuando vemos lo de las fabricas textiles en Asia, pero luego queremos comprar todo a precio de ganga. Todo en el saco no cabe

      Eliminar