Páginas

lunes, 14 de marzo de 2016

Cómo maridar una cerveza Estrella Galicia

¿Cómo va ese lunes? Espero que bien. El mío empieza con esta publicación en la que os contaré precisamente algo que ocurrió el lunes pasado. Los que me seguís en redes sociales ya sabréis que acudí a una cata de Estrella Galicia en La Granera organizada por Galicia de Moda, que fue precisamente quien me invitó. Fue mi primer acto como bloguera, así que os podéis imaginar la ilusión que me hizo y aún encima quedé encantada. Hablamos de mi cerveza favorita, bueno más bien la única que existe para mí, pude disfrutar de la estupenda comida de Brenda Anido y Álvaro Bernedo y como guinda del pastel conocí en persona a nuevos perfiles de las redes sociales, que ya sabéis que me encanta. Así que no me lío más y paso a explicaros la maravillosa noche que viví en La Granera.

El maestro de ceremonias y el que hizo de esta cata una sesión educativa a la vez que divertida fue Fernando Iglesias, responsable de Cultura de Hijos de Rivera y un auténtico comunicador que nos explicó curiosidades de la cerveza, de sus ingredientes y más en concreto de cómo se elabora una Estrella Galicia. Muchas de sus historias llamaron la atención, como la importancia que tiene el agua de A Coruña en el proceso de creación. Yo este dato lo conocía porque había un alcalde que no se cansaba de recalcar que gracias al agua de Emalcsa tenemos la mejor cerveza del mundo, y es verdad. El 80% de esta bebida es H2O y, como bien dijo Iglesias, “si no utilizáramos esta agua, nuestra cerveza sabría diferente”. Porque sí, ellos utilizan agua grifo y el único proceso por el que pasa es por la decloración.

Allí teníamos también otros ingredientes: cereales de malta pilxen, el más claro, y de malta tostado, más fuerte y amargo. Según la combinación de ambos se logra la clásica Estrella Galicia o una 1906. También vimos el lúpulo (alguno incluso lo probó aunque no es muy recomendable) y con él llegaron más anécdotas. ¿Sabéis que para hacer cerveza se extrae solo la flor femenina del lúpulo? Al parecer el mundo cervecero siempre ha estado muy vinculado a la mujer. En la edad media eran ellas quienes la hacían y en el XVIII fue precisamente una abadesa la que incorporó este ingrediente. El lúpulo es lo que da el amargor y el aroma a esta bebida, pero además tiene propiedades antisépticas y de ahí su incorporación a la misma, para que durase más tiempo. En Galicia también tenemos nuestra propia variedad, como es el nugget, característico por su amargor.

Precisamente durante la sesión, Estrella Galicia nos mostró un mosto de cerveza, un jugo de mal sabor que huele como cuando pasas por delante de la fábrica de A Grela. Aunque al principio aparenta un té dulce al final hace aparición el amargor del lúpulo. Nada aconsejable.



Y a partir de ahí fue cuando los sentidos empezaron a disfrutar con una cata en la que, como es lógico, se buscó el equilibrio entre el plato y la bebida, trabajo que cayó en manos de los chefs de La Granera y que sorprendieron a todos por su juventud. Según confesaron, pasaron varias semanas barajando combinaciones y la última la dedicaron a probar nuevos platos para conseguir un menú estupendo.

De primero, una croqueta compuesta por elementos opuestos que casaban estupendamente: una hoja de grelo, una col china fermentada y un jurel curado en sal. ¡Espectacular! Y como dijo una de sus creadoras, Brenda Anido, "este plato pide caña", por lo que para beber tocó una clásica cerveza de bodega Estrella Galicia bien tirada. Un placer.


¿Y cuál es el secreto de esos lugares como La Granera en que la caña no es de barril si no que se guarda en grandes cubas que llegan directamente de la fábrica? Pues como muchos sabréis, en ningún momento se rompe la cadena de frío, pero además este método permite que la cerveza no esté en contacto con ningún gas hasta que se tira. De ahí, su sabor tan especial que mejorará si el camarero sabe cómo servirla. De ser así, la espuma densa se convertirá en una especie de crema con la que deberíamos mancharnos el bigote para así dejar pasar la cerveza inferior. Y es que la espuma debería durarnos casi hasta el final de la caña. Yo tengo que seguir practicando…

Vamos con el segundo plato, mi favorito. Fue carne de lomo de vaca vieja gallega tratada en sal para concentrar los jugos. Le acompañaba una mermelada de pimiento de padrón que hacen en Herbón para aguantar hasta la próxima cosecha. Y parece que Brenda y Álvaro se celaron de esta receta de las mujeres pimenteiras, así que ellos crearon paté a base de este mismo ingrediente, con un sabor amargo, en contraposición al dulce de la confitura. Para culminar el plato, un aceite de ceniza sobre la carne para que “nos comiéramos la brasa”.


En este caso tuvimos que elegir qué cerveza encajaba mejor, 1906 de grifo o 1906 Red Vintage en botella, que ganó por aplastante mayoría. La conjunción de sabores fue perfecta.


El postre, según contaron los chefs, fue lo más difícil de combinar con la bebida, la Black Coupage de Estrella Galicia. Lo consiguieron con una mezcla de texturas y sabores: crema inglesa de naranja, toffe de regaliz, ganaché de chocolate y espuma de cerveza, que enamoró a los asistentes. En mi caso me sorprendió más la cerveza. Nunca había llegado a probar la negra de Hijos de Rivera y me encantó. Es ideal también para las carnes de caza.

Y ya para terminar, un regalito. Durante la sesión, Iglesias no solo nos explicó cómo se debía beber una cerveza, si no también cómo servirla. Y para que todos podamos disfrutar de la mejor cerveza en nuestra casa, le pedí que lo repitiera para grabarlo en vídeo. Espero que os guste y siento la calidad, pero falló la tecnología.


Os dejo hasta el próximo lunes en Llegando a puerto. Ya me diréis si he transmitido bien las delicias que probé ese día y que tenéis al alcance de todos en La Granera. ¿Habéis ido alguna vez? ¿Os ha gustado? ¿Y las cervezas de Estrella Galicia? ¿Cuál es vuestra favorita? ¡Espero vuestros comentarios en el blog!

2 comentarios:

  1. Fantástico! Me encantó el artículo. Mi cerveza favorita,la Estrella Galicia normal jejeje. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Alfonso! A veces, una clásica también es la que más me apetece a mí!

      Eliminar